sábado, 15 de marzo de 2014

Me arrepiento de no haberlo aceptado entonces. Más que nada, porque me hubiese gustado cogerlo ahora mismo. Tocarlo y pensar que estuvo en tus manos. En tu piel, ahora que te echo tanto de menos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario