miércoles, 6 de marzo de 2013




Apuesto a que los últimos veinte segundos del vídeo fueron también de los mejores segundos (y minutos, y horas...) de mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario