miércoles, 23 de febrero de 2011

Enero (y III)




Enero (II)



Esa señorita que rima conmigo, que te ronda siempre alrededor, es tu favorita; te lleva consigo y te gusta más que mi canción..

Invierno: Enero (I)



Qué tiene la vida, si yo vivo de alquiler en un balcón de tus retinas..

sábado, 19 de febrero de 2011

stop

Mmmm... creo que debería comenzar a estudiar y dejar de pensar en asuntos políticamente incorrectos.

martes, 8 de febrero de 2011

Me siento sucia, sí.
Pero es que no la soporto. La borraría del mapa para siempre.

lunes, 7 de febrero de 2011

cada cop que miro d'arreglar el que no faig bé..

No sé mai per on començar...
Pues sí, primavera y muchos altibajos. Recuerdo perfectamente aquella tarde, extraña tarde, cuando las miradas comenzaron a escribirse con mayúscula, cuando la palabra cobró sentido. Aquella clase de historia, de castellano y la tarde en casa. En casa leyendo, mientras me distraía pensando en aquello, no me preguntes por qué. A día de hoy diría que es lo más espontáneo que me ha sucedido jamás, lo menos buscado. Entre página y página, descubriendo algo nuevo, y no hablo precisamente del libro. Aquel libro que tanto me gustaba y que ya había leído, aquel libró que siempre me recordaría a tí y que en cierto modo nos comenzó a unir. Aquel libro que me descubrió aquel escenario con un nuevo personaje y que significó un nuevo despertar. Y ni 24 horas después nos encontrábamos en aquel lugar, al que pronto volveremos.. la primera vez que compartimos nuestras proyecciones de futuro, y la segunda en la que podía percibir un interés. Un lugar que, regrese cuando regrese, me recordará a toda aquella historia. Algo que rompió mis esquemas, que supuso una gran parte de mis raíces. Mi primera historia, diría. Y algo que a día de hoy aún me cuesta sacar. No es fácil abrir el pecho, y dejar que todo aquello se asome. Y mucho más difícil es aceptar que todo lo que un día deseé, de la noche a la mañana lo comencé a odiar... Supongo que aprendí a esperar, a desear por primera vez una máquina del tiempo, aprendí el significado de your skin on my skin, probé el olor de tu pelo... y me reprimí, me reprimí y castigué tanto que acabe echando de mi vida todo lo que un día quise. Y así, la vida me devolvió todo lo que un día te tiré a la cara. Final amargo para un principio dulce, inocente, mágico. Prefiero quedarme con el fin de semana que venía, aquella vuelta por Barcelona, las ganas de confesarlo, el dejarlo caer con sutileza, y el sentir que estaba muriéndome por dentro... casi que de amor.

jueves, 3 de febrero de 2011

your skin I

Love is an invented language that never will be comprehended
Love is your eyelash stroking my cheek
Love is tickling someone, and someone tickling you
Love is to steal someone's coat in a cold day
Love is to die one million times drowned in a hot chocolate
Love is singing a stupid song in the middle of the street and do not care about the others think
Love is a reciprocal half smile travelling by bus
Love is all the silent moments shared that makes you feel better
Love is when you laugh until your stomach seems to blow up
Love is the old clothes that you steal from your uncle
Love is every night you stay beside me until I fall asleep
Love is when you hug me in the morning before you leave home, and you say to me a lot of things that I never can remember because you know that I am sleeping
Love is when you cry and you look more handsome than ever
Love is when you kiss me in the eye
Love is all the nights watching all kind of films while we eat some sweets
Love is an exotic flavour, an unknown song
Love is a colorful bird flying free
Love is to wake up at three o'clock in the night and see the sun shining
Love is your hair's smell
Love is to touch the soul with the fingertips
Love is your skin...
... on my skin


(and a careless mixture about things that we don't know)