miércoles, 6 de enero de 2010

Quienquiera que esté allí arriba me ha escuchado durante esta maldita semana, ¡una semana entera! No quiero verme la cara de tonta, ilusa, de niña de tres años que tengo ahora mismo. Esto es peor que cuando mi madre entró a mi cuarto y me encontró mirando la pantalla del ordenador como si tuviese a Brad Pitt delante... Ay... C'est la vie!

No hay comentarios:

Publicar un comentario