sábado, 31 de octubre de 2009


No puedo sentir odio, ni rabia, ni amor, ni desprecio... porque no siento. Es así de simple. No siento nada. Lo siento, no puedo seguir así para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario